El entrenamiento adaptado

En un mes en el que los Juegos Olímpicos están a la orden del día, no se puede olvidar mencionar a aquellas personas con discapacidad que también están entrenando duro día a día.

Roma. Año 1960. Por primera vez en la historia se celebran unos Juegos Olímpicos dirigidos a personas con lesiones en la columna y que no pueden caminar.  Se convocan ocho competiciones, entre las que se encuentran la esgrima, el baloncesto y la natación, y 23 países deciden acudir a la cita con deportistas con esas características.

deporte adaptado 6

España no participó hasta 8 años más tarde, puesto que todavía no había organismos que regulasen estos deportes adaptados, pero la inclusión de ellos en esos Juegos Olímpicos abrió la puerta para que todo el mundo pueda practicar deporte hoy en día.

La Organización Mundial de la Salud que el 15% de la población mundial son personas discapacitadas, lo que representa un número significativo dentro del planeta. En España, el porcentaje es menor, puesto que viven 2,5  millones de personas con alguna discapacidad.

Deporte adaptado 3

Se entiende por deporte adaptado o entrenamiento adaptado aquella práctica deportiva que sufre modificaciones para ajustarse a personas con algún tipo de discapacidad o problemas de salud y que ve cambiada la propia estructura del deporte pudiéndose generar nuevas modalidades.

Los beneficios que se obtienen al practicar un deporte adaptado son diversos. Antes que nada, la persona con discapacidad consigue ponerse en forma y mejorar sus cualidades físicas para un mayor rendimiento del cuerpo, así como la integración dentro de un grupo deportivo que le permita compartir gustos e intereses.

deporte adaptado 5

Y ya no únicamente el beneficio es para aquellas personas con movilidad diferente, sino para aquellas personas que ven integrados dentro del deporte a cualquiera que desee jugarlo. Un deportista de tiro con arco puede entrenar con un grupo, independientemente si tiene algún tipo de problema de movilidad.

Y el deporte se adapta a las necesidades de cada persona. Si se practica con el fin de una terapia, se pueden apreciar resultados respecto al tono muscular, el funcionamiento del aparato cardio-respiratorio o el equilibrio, pero también sirve para alcanzar fines competitivos y de motivación, así como de recreo y educativo.

Precisamente, desde las instituciones y colegios debería motivarse ese tipo de prácticas, así como los centros deportivos deberían también estar preparados para ello. Debería ser cada vez más común encontrar a personas con una discapacidad acudiendo al gimnasio ya que están adaptados para las necesidades de cada uno.

deporte adaptado 4

Comments are closed.