Estoy delgado. ¿Estoy sano?

Tener un cuerpo tonificado no tiene que estar ligado con gozar de una buena salud. No solo el peso es indicativo de estar sano.

¿Cuántas veces has asumido que por hacer ejercicio y perder peso tienes una buena salud?  Ir al gimnasio ayuda a perder los kilos de más y los michelines que tanto preocupan a la gente. Pero, ¿sabes realmente si estás sano?

La fórmula más popular para saber si una persona está dentro de los límites de su peso ideal es calculando el Índice de Masa Corporal (IMC). La operación matemática es mundialmente conocida: Peso / Altura al cuadrado. Si la operación resultante es un número entre 20 y 25 se puede hablar de peso ideal. Por encima de 25 de sobrepeso, de 30 de obesidad, pero por debajo de 20 de delgadez y de 16 se trata de una delgadez extrema y perjudicial para el organismo.

grasa-5

¿Pero es esto realmente suficiente para saber si alguien disfruta de buena salud? ¿Conoces realmente el grado de masa visceral que tienes en tu organismo? Para calcularla es recomendable visitar a un médico especializado en alimentación para saber realmente en los valores en los que te mueves. Este tipo de grasa es la más peligrosa pues se almacena alrededor de los órganos internos y pueden menguar su rendimiento, conllevando así un riesgo para la persona.

grasa-4

Otro indicativo para evaluar tu salud son las pulsaciones que se tienen en reposo. Para calcularlas basta con poner los dedos índice y corazón en el cuello o en la muñeca localizando las pulsaciones del corazón durante 15 segundos y multiplicar el resultado por 4. De este modo se obtienen el número de latidos por minuto. Si el número resultante se ubica entre 60 y 100, estamos hablando de un rango normal. Si estando en reposo superas esa cifra es cuando pueden aparecer los problemas cardiovasculares. Durante el ejercicio es recomendable mantener una frecuencia de unos 120 latidos por minuto durante, al menos, 20. De este modo se está aprovechando el ejercicio.

El número máximo de pulsaciones que puede soportar una persona sana se calcula restándole a 220 la edad de cada uno, pero una persona con 115 pulsaciones en reposo no está haciendo algo bien y puede que tenga que cambiar su alimentación eliminando el café o la sal, por ejemplo, o hacer algún tipo de ejercicio específico para bajar las pulsaciones.

grasa-3-2

Si quieres disponer de otro indicador, haz lo que han hecho las modistas toda la vida: tómate medidas.  La grasa visceral se toma con la cintura, la cadera y la altura, entre otros valores que toman los especialistas. Coge una cintra métrica de costura y enróllatela alrededor de la cintura, usando como punto inicial el ombligo. En hombres no deben sobrepasar los 102 centímetros, mientras que en las mujeres no debe pasar de 88. Esto no quiere decir que si superas esa cifra tu salud está en peligro, pero es un dato que puede servirte de ayuda para conocer tu estado.

grasa-1

Con todos estos datos ya puedes valorarte y saber cómo te encuentras. Debes ser consciente de que el ejercicio te ayudará a conseguir tus objetivos de pérdida de peso y tonificación, pero ante todo te ayudará a mejorar tu salud. Es recomendable dejar apartada la delgadez extrema y pasar a formar parte del grupo de personas que hace deporte porque cuida su salud y quiere sentirse mejor con uno mismo.

Comments are closed.